Subestación Compartir

Un proyecto para garantizar el abastecimiento de energía eléctrica en el sur de Bogotá
El municipio de Soacha y el sur de Bogotá crecen a gran velocidad, tanto así que la demanda de energía ha aumentado más de un 5% en los últimos años. Por eso se hace necesaria la construcción de la subestación eléctrica Compartir, un proyecto que forma parte del plan de expansión de transmisión de energía de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), del Ministerio de Minas y Energía. Donde Enel-Codensa invertirá cerca de $40.000 millones, con el objetivo de asegurar el mejor servicio de energía para los habitantes de esta zona. Esta subestación ocupará un área de 1,23 hectáreas y tendrá una longitud total de la línea de trasmisión eléctrica de 1,57 kilómetros.
La subestación Compartir estará ubicada en el barrio Tabacal (Soacha, Cundinamarca) y contará con una capacidad instalada de 80 MVA.
Beneficios:
  • 01 Garantizará la atención de la nueva demanda de Soacha y el sur de Bogotá.
  • 02 Permitirá la continuidad del servicio incluso en situaciones de contingencia.
  • 03 Conectará con las subestaciones de Nueva Esperanza y Bosa.
El proyecto de subestación eléctrica, que tendrá una duración de construcción de aproximadamente 18 meses, contará con todos los lineamientos de seguridad y de cuidado medioambiental.
Avance del proyecto
Licenciamiento ambiental
6. Construcción
El 23 de mayo de 2018 obtuvimos la licencia de construcción para el proyecto, por parte de la Curaduría No. 1 de Soacha.

A principios del mes de septiembre de 2018 iniciamos la construcción de la subestación eléctrica. A la fecha ya se ha ejecutado un 70% de la adecuación de terreno y se ha dado inicio a la etapa de construcción de la casa de control y las fundaciones para los equipos de 115 kV. Las labores de construcción las está desarrollando la empresa SERINGEL S.A.S.

Esta etapa involucra la ejecución de actividades civiles, mecánicas y eléctricas, al igual que las pruebas de puesta en servicio de la subestación.
Plan ambiental
Como parte de nuestro compromiso con el medio ambiente y la comunidad, desarrollamos tres programas dentro del Plan de Manejo Ambiental para prevenir, mitigar, controlar y compensar los impactos generados por la construcción y operación del proyecto de la nueva subestación. Para este plan se estima una inversión de 1.250 millones de pesos.
Manejo de impactos sobre el recurso suelo:
Este programa busca minimizar al máximo las afectaciones que el proyecto pudiera tener sobre el suelo y el paisaje, previniendo y controlando la pérdida de suelo, así como disponiendo de manera adecuada los residuos de construcción para evitar la contaminación del suelo o cuerpos de agua cercanos. Las medidas puntuales a implementar para este proyecto son:

  • Clasificación y disposición adecuada de los residuos de construcción en los lugares autorizados, cumpliendo la normativa ambiental vigente.
  • Construir las obras de drenaje en la subestación de acuerdo a los diseños.
  • Cubrir las rejillas de las alcantarillas cercanas a las zonas en construcción.
  • Entrega para aprovechamiento del 100% de los residuos reciclables.
  • Entrega del 100% de los residuos peligrosos (residuos de solventes, pinturas, aceites) a un gestor autorizado por la autoridad ambiental.
Manejo de impactos sobre el recurso agua:
Con el propósito de evitar, mitigar o corregir las posibles afectaciones del suelo y aguas superficiales, este programa tiene como propósito la implementación de medidas para el adecuado manejo de los residuos líquidos que se generan en las diferentes fases de la construcción y operación del proyecto. Las medidas puntuales a implementar son:

  • Construcción de las estructuras planteadas en los diseños para manejo de residuos aceitosos de los transformadores.
  • Almacenamiento temporal y disposición adecuada de todos los residuos aceitosos que se generen durante las etapas de construcción y operación.
Manejo de impactos sobre el recurso aire:
Con el objetivo de minimizar el impacto sobre la población, este programa se enfoca en hacer cumplir los límites establecidos en la normatividad ambiental vigente, supervisando las actividades para el manejo y control de las emisiones de material particulado, gases y ruido que la construcción y operación de la Subestación pudiese llegar a producir. Las medidas puntuales a ejecutar son:

  • Cumplimiento de los niveles de inmisión de material particulado, con una adecuada cobertura de los residuos mientras estén acopiados, carpado total de las volquetas, control de velocidad de los vehículos que transportan material, cerramiento del frente de trabajo, garantizar revisión técnico mecánica de los vehículos, así como el cumplimiento de los programas de mantenimiento preventivo.
  • Barrido de las vías aledañas al proyecto.
  • Simulación del nivel de ruido durante la etapa de diseño.
  • Monitoreos de ruido una vez entre en operación el proyecto, para garantizar el cumplimiento de niveles según la normativa ambiental.
  • Cumplimiento del RETIE (Reglamento técnico de Instalaciones eléctricas) en cuanto a: distancias de seguridad, anchos de servidumbre y niveles máximos de emisión de campos electromagnéticos.
  • Se realizaron los estudios de simulación de ruido y de campos electromagnéticos. Se pueden consultar los resultados en la pestaña “Documentos de interés”.
Mitigación de impactos sobre cobertura vegetal y fauna:
Implementar las medidas de manejo y control necesarias para realizar adecuadamente las actividades de aprovechamiento forestal. Realizar acciones que permitan el manejo de las comunidades faunísticas que puedan ser afectadas por las actividades durante el desarrollo del proyecto. Las medidas a implementar son:

  • Se realizará la tala de 3 individuos arbóreos. Dicho aprovechamiento forestal se realizará de acuerdo a la normativa vigente para minimizar afectación a la cobertura vegetal.
  • Se capacitará al personal de proyecto y de la comunidad aledaña sobre la importancia de la fauna.
  • Se instalarán dispositivos desviadores de vuelo en la línea de transmisión para evitar electrocución de aves por colisión.
Programa de compensación:
En este programa se establecen las medidas a ejecutar por parte de ENEL-CODENSA como compensación al impacto ambiental generado por el proyecto. Las medidas son:

  • Siembra de 500 árboles de especies nativas y mantenimiento por un periodo mínimo de 3 años.
  • Compra y entrega a la CAR de una máquina de dragado para su uso en las labores de adecuación y mantenimiento de los humedales de la zona.
Programa de educación y participación al personal vinculado al proyecto:
En este programa se busca capacitar al personal vinculado al proyecto en calidad de empleados o contratistas, mediante una inducción integral que divulgue y promueva el cumplimiento del PMA. Se realizarán charlas periódicas de refuerzo al personal vinculado al proyecto.
Programa de información y participación comunitaria:
Este programa tiene el propósito de lograr la construcción de relaciones de confianza y mutuo entendimiento con los grupos de interés del área de influencia, a través de estrategias de comunicación asertivas y pedagógicas, que garanticen un clima de confianza a partir del suministro de información clara, veraz y oportuna, relacionada con los impactos y medidas de manejo de los mismos, así como con la respuesta oportuna a las solicitudes, quejas, reclamos e inquietudes de la comunidad, estableciendo canales de comunicación directa y permanente entre el equipo de gestión social de ENEL-CODENSA y las comunidades / autoridades del Área de Influencia. Las medidas a implementar en este programa son:

  • En la fase de inicio se realizaron un total de 32 reuniones de socialización de inicio, seguimiento y finalización con la comunidad y autoridades municipales.
  • Se tendrá un punto de atención en la zona (Centro de servicio móvil) los días martes y sábado de 9:00 am a 4:00 pm para atender inquietudes respecto al proyecto y recibir PQRs asociadas al mismo.
  • ENEL-CODENSA dará respuesta a las PQRs en un tiempo no superior a 15 días hábiles.
Programa de capacitación, educación y concientización a la comunidad aledaña al proyecto:
Busca capacitar y sensibilizar a las comunidades del Área de Influencia Directa del proyecto, en temas de uso seguro y racional de la energía, riesgo eléctrico, derechos y deberes de los usuarios de servicios públicos. Promover la creación de una cultura de uso y consumo responsable de la energía eléctrica que contribuya al cuidado del medio ambiente desde la cotidianidad.
Programa de afectación a terceros o infraestructura:
Busca subsanar las eventuales afectaciones que puedan generarse sobre la infraestructura vial durante la fase de construcción, como resultado de actividades propias del proyecto en el Área de Influencia Directa. Para esto se desarrollará previo al inicio de las obras un inventario vial con la comunidad y autoridades municipales para garantizar que las vías a utilizar durante el proyecto, se entreguen en el mismo estado en el que fueron recibidas.
Programa de contratación de personal no calificado:
Programa de contratación de personal no calificado: Con este programa se beneficiará a la población del área de influencia directa del proyecto, generando empleo temporal durante la construcción de la subestación eléctrica y las líneas de transmisión mediante la contratación de mano de obra no calificada, de acuerdo con las necesidades reales del personal que se requiere.

El personal actual que se tiene en obra corresponde a 2 maestros, 15 oficiales y 26 ayudantes, de los cuales 1 maestro, 14 oficiales y 26 ayudantes son personal contratado en la zona de influencia del proyecto en el municipio de Soacha. Es decir, que un 95% del personal contratado es de la zona.
Programa de arqueología preventiva:
Su objetivo es salvaguardar el patrimonio cultural y arqueológico de la nación ubicado en el sector a ser intervenido por las obras de adecuación y construcción de la subestación y líneas de transmisión, a través de la implementación del Plan de Manejo Arqueológico como paso siguiente al programa de Arqueología Preventiva.

Como parte de este programa se incluye la presencia permanente de un arqueólogo en la obra, quien está verificando si se presenta algún hallazgo de interés arqueológico durante el proceso de excavación.